Carignan joven, “El despertar de la fruta”

  • Authorthekristiano@gmail.com
  • Date 27 October 2014
  • CategoryUncategorized

La presencia de la cepa Carignan, es una de las buenas revelaciones para los amantes del vino en diversos mercados de América Latina.

Conceptualmente para la producción vitivinícola chilena, un vino joven o varietal es en términos generales aquel vino, que no ha tenido un período de crianza en barricas o tratamientos de maderas alternativas tipo duelas, chips u otros. Lo interesante de un vino joven, radica en que encontramos aromas y sabores derivados sólo de la variedad de uva y del proceso de fermentación alcohólica. De esta manera este tipo de vinos son una clara expresión de lo que denominamos terroir o terruño, que en términos simples es el hábitat del viñedo y esto es sumamente importante porque, de él casi siempre dependerá la personalidad y calidad de un vino.

En este contexto es importante remarcar, en orden a entender que los vinos jóvenes no son mejores ni peores que un vino de crianza o reserva. Este tipo de elaboración de vinos tiene su propia personalidad y muchas veces el consumidor, agradece su expresión frutal y franqueza, sobre todo cuando existen en el mercado, vinos que han sufrido una crianza poco afortunada y en la que terminamos saboreando un “tablón”, es decir, su valor agregado basado en la segunda etapa de elaboración, madera y guarda, no logra enriquecer y mejorar su resultado inicial como varietal.

La variedad Carignan o Cariñena es de origen Aragonés y se trae a Chile al parecer hace unos 70 años, 1940 a 1945.

Un Carignan joven es un vino único, una explosión de frutos rojos, donde destaca la cereza mezclada con toques de violeta. Tiene un pH más bajo por lo tanto tienen una impronta que los hace más frescos, pero tienen un tanino maduro y de mucha fuerza, que se combina muy bien con comida grasa. Es un vino con una sensación distinta a un vino común de Chile. En definitiva, disfrutar un Carignan Joven es una experiencia que vale la pena vivir.

Una experiencia para comprobar

Una de las buenas elaboraciones de Carignan que encontramos en el transcurso del año 2014 para el mercado Latinoamericano, sin duda es la apuesta de Bowines, www.bowines.cl (producción de vinos de calidad: arte, cultura y gastronomía), con su varietal Fillo, en él, están presentes los atributos de las uvas provenientes del Peumal (Valle de Loncomilla, VII Región Chile). Este terroir  único, termina expresándose en Fillo, como un varietal notable, en particular por su frescura, por la presencia frutal, y por sus taninos redondos y dulces, un desafío y oportunidad para los que gustan del vino de excelencia y vanguardia.

Write a comment